Existe una gran variedad de materiales para la fabricación de amoblamientos de cocina.


Aunque la gran mayoría se basa en el laminado pero también el acero, el aluminio, y la madera en sus diversos tipos.

 

También se combinan entre sí para formar diferentes opciones que se pueden adquirir en el mercado.